La Corte Suprema de Argentina dice que las manos de las mujeres pueden ser utilizadas para algo más que “demostrar sus artes culinarias”
Blakeley Decktor 5th mayo 2015

La Corte Suprema de Argentina ordena a las empresas de transportes cumplir con las obligaciones positivas de no discriminación para asegurar que las mujeres puedan trabajar como conductoras de buses y rechaza los comentarios estereotípicos de un representante de la compañía que dijo que las manos de la mujer deben ser “para acariciar, no para estar llenas de callos” y utilizadas para “sus artes culinarias”. Esta decisión ha sido nominada en la categoría Mallete, de los Premios Género y Justicia al Descubierto, por promover los derechos de las mujeres y las niñas.

Ahora que nos encontramos en la séptima edición de los Premios Género y Justicia al Descubierto, organizados cada año por Women’s Link Worldwide, cientos de decisiones de todo el mundo se han hecho visibles en cada edición, mostrando el impacto que éstas tienen para bien (categoría Mallete) o para mal (categoría Garrote) en la vida de las mujeres y las niñas, y con ellas, en todas las sociedades y el mundo.

En muchas ocasiones, los Premios nos permiten observar los procesos de lucha que han vivido numerosas mujeres a lo largo del tiempo, en su búsqueda por obtener justica, algunas han conseguido éxitos otras, lastimosamente, no. Esto sucede con el caso de Mirtha Sisnero, una mujer argentina que lucha para que la justicia le permita, a ella y otras mujeres, elegir libremente su profesión o empleo sin discriminación. Dos decisiones que han impactado directamente en su búsqueda de igualdad han sido nominadas a los Premios. La primera vez fue en 2010 cuando obtuvo una decisión favorable que lamentablemente, fue modificada en otra instancia ocasionando que el caso llegara, hasta la Corte Suprema de Justicia de la Nación (decisión actualmente nominada a la edición 2015).

La búsqueda de igualdad de Mirtha comenzó hace años cuando ella, contando con todos los requisitos para ser conductora de colectivos, buscó trabajar en distintas empresas de transporte. El trabajo le fue negado continuamente a pesar de su preparación. Por ese motivo, Mirtha inició acciones legales y junto con la Fundación Entre Mujeres, buscaron que tanto los derechos de Mirtha como los de todas las mujeres discriminadas por las empresas de transportes fueran respetados con base en el principio de igualdad y no discriminación.

Después de analizar su caso, una corte les dio la razón ordenando a las empresas demandadas contratar a mujeres “hasta alcanzar un treinta por ciento, de la planta de chóferes existentes a la fecha, como modo de establecer un cupo equitativo y razonable, y forma de dejar atrás la inicua e intolerable desigualdad producida por la sistemática discriminación de género llevada a cabo, en forma deliberada, o no, por las empresas prestadoras del servicio de Transporte de la Ciudad de Salta hasta la fecha” (Decisión nominada a la categoría Mallete en el 2010). Sin embargo, las empresas de transporte apelaron esta positiva decisión para la igualdad de género, y de manera indignante, una nueva sentencia decidió en favor de dichas empresas.

De manera valiente, Mirtha continúo su lucha llevando su caso hasta la Corte Suprema. La más alta instancia del país, le dio la razón ordenando que se dicte un nuevo pronunciamiento, sentando un precedente trascendental para la igualdad de género (Decisión nominada a la categoría Mallete actualmente). Esta importante decisión cita las discriminatorias declaraciones de uno de los empresarios demandados en un medio periodístico, al que sostuvo que “las mujeres deberían demostrar sus artes culinarias (…) esas manos son para acariciar, no para estar llenas de callos (…) no es tiempo de que una mujer maneje colectivos”.

Para Mirtha Sisnero“La nominación es muy importante, me da fuerza para seguir luchando porque visibilizar casos por discriminación por género en lo laboral y en otros ámbitos ayuda al empoderamiento de toda la sociedad”.

Luchas como la de Mirtha hacen visible el importante papel que tienen los jueces y juezas alrededor del mundo, para conseguir igualdad de género y para proteger y garantizar los derechos de las mujeres. Por esto invitamos a todas las personas a nominar más decisiones hasta el 30 de abril de 2015, para que el poder judicial sepa que lo estamos observando. A partir del 11 de mayo estarán abiertas las votaciones para que puedan elegir las decisiones que merecen ser aplaudidas y las que merecen ser abucheadas.

 

Blakeley Decktor es abogada en Women’s Link Worldwide en Bogotá, Colombia, organización internacional de derechos humanos que usa las posibilidades que ofrece el derecho para promover un cambio social que avance los derechos de las mujeres y las niñas, especialmente aquellas que enfrentan múltiples inequidades, trabajando para llegar más allá del ámbito judicial. Antes de unirse a Women’s Link, trabajó como asesora legal en la Comisión Internacional de Derechos Humanos de Gays y Lesbianas (IGLHRC, por sus siglas en inglés) en la ciudad de Nueva York.  Es licenciada en Estudios de Género y Mujeres y Estudios Internacionales por la Universidad de Nueva Jersey. Recibió en mayo de 2012 su título de Juris Doctor por la Facultad de Derecho de Universidad de Nueva York (CUNY), Estados Unidos, donde también trabajó en la Clínica Internacional de Derechos Humanos de la Mujer.

This post is also available in: Inglés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *